fbpx
Rotura de stock en almacen de fruta y verdura

Cómo evitar la rotura de stock en mi almacén de fruta y verdura

La rotura de stock es uno de los temas más preocupantes para los almacenes hortofrutícolas. Por eso, en este artículo te compartimos algunos consejos para prevenirla. 

Sin un stock controlado, podemos perder ventas, credibilidad y, lo que es peor, clientes. Por ello, es tan importante llevar un control periódico de nuestro inventario: para asegurarnos de tener suficiente stock y de no llevarnos sorpresas indeseadas. Pero ¿cómo empezar a organizarnos?

Primero de todo: un ERP específico

Con un buen software diseñado para el sector de la distribución de fruta y verdura, será más fácil evitar una rotura de stock. Normalmente, este tipo de software se diseña para llevar los inventarios del tipo de empresa en cuestión. Y eso facilita mucho las cosas. Eso sí, hay que saber cómo usarlo. Y si no lo tenemos del todo claro, lo ideal es solicitar sesiones de formación o consultoría específica.

5 pasos para prevenir la rotura de stock

Una vez tengamos claro cómo llevar nuestro inventario, existen una serie de trucos que nos ayudarán a evitar la temida rotura de stock. Vamos a ver algunos de ellos.

1. Lote óptimo o inteligente

Con ayuda de nuestro software ERP, podemos preparar lotes inteligentes con costes lo más ajustados posibles y que incluyan la máxima variedad de productos que podamos. Así, evitaremos realizar pedidos espontáneos que nos hagan perder dinero a medio y largo plazo.

2. Previsión de compras

Esta sería otra de las partes más previsoras: la del punto de pedido óptimo. Se trata de prever con antelación los pedidos / compras que hagamos a nuestros proveedores teniendo en cuenta dos cuestiones: cuáles son los tiempos de entrega de nuestro proveedor y qué unidades vendemos al día de cada producto que vamos a pedir. Aquí nuevamente nos podremos apoyar en la información proporcionada por nuestro ERP.

3. Stock de seguridad

Este punto se refiere al stock mínimo necesario para cubrir imprevistos. Es decir, si un día recibimos una visita inesperada en nuestro almacén y nos demandan más productos de lo normal, debemos estar preparados. Por lo que el stock de seguridad no será más que la cantidad mínima que siempre he de tener en almacén de un producto. En caso de que un producto se sitúe por debajo del nivel del stock de seguridad, realizaremos enseguida una compra con el objetivo de no incurrir en posibles roturas de stock.  

4. Conexión entre almacenes y departamentos

La coordinación entre departamentos y, si se da el caso, entre almacenes diferentes, es vital para que podamos monitorizar en todo momento el estado de nuestro stock global. Por tanto, con un software de gestión que nos ayude a controlar el stock en los diferentes almacenes, nos asegurará una correcto control.

5. Selección de proveedores

Otro factor a tener en cuenta es el de la calidad de nuestros proveedores. Un Proveedor profesional con el que tengamos la máxima confianza, nos ayudará “a mantener la calma” en caso de imprevistos y total seguridad en las fechas de entrega pactadas. Por ello, es importante seleccionar con quién trabajamos a través de un registro de incidencias o sistema de valoración de la calidad del producto y servicio .

Conclusiones

Para poder afrontar el reto diario de llevar nuestro inventario al día y evitar roturas de stock, lo mejor es ser previsores y apoyarnos en una buena herramienta informática. Si estás buscando un ERP agroalimentario para tu negocio, nosotros podemos ayudarte con nuestras soluciones. Escríbenos sin compromiso.

Imagen extraída de Freepik

Menú