fbpx

Cómo calcular la productividad global de tu central hortofrutícola

La productividad puede parecer un proceso complejo y casi imposible de manejar salvo por economistas y personas entendidas de los números. Pero ¿y si nos dijeran que podemos calcular la productividad global de nuestra central hortofrutícola de forma sencilla? En este artículo veremos las claves para realizar esta operativa de forma fácil.

¿Por qué calcular la productividad global de nuestro almacén?

Para conocer bien la marcha de nuestro negocio necesitamos saber, además de si los números están siendo positivos, si estamos trabajando de forma eficiente. Y para ello necesitamos calcular la productividad global de nuestra empresa.

De esta forma, podremos comparar los resultados obtenidos y los recursos destinados para llegar a ese punto.  

Estas son las principales razones por las cuales los índices de productividad son útiles:

1. Los índices de productividad se pueden usar para comparar la productividad de nuestra organización con la de la competencia, esto es, saber si estamos realizando una adecuada gestión de los recursos con respecto a la competencia.

2. Los índices de productividad permiten a la dirección controlar el desempeño de la empresa, en particular, la detección de posibles cambios en la productividad.

3. Para la comparación de los beneficios que pueden obtenerse al cambiar algún factor o factores de producción. Por ejemplo, la instalación de una nueva línea de clasificación, la utilización de un nuevo fitosanitario o la implantación de un nuevo software).

4. Los índices de productividad pueden ser útiles para propósitos internos de la empresa como, por ejemplo, la negociación con el personal.

Además, debemos tener en cuenta que el índice de productividad muchas veces no significa nada por sí solo, por lo que debe hacerse una comparación histórica para extraer conclusiones.

Cómo calcularla en nuestra empresa hortofrutícola

El proceso es sencillo: hay que dividir la producción obtenida entre la suma de los factores o recursos destinados a dicha producción. La unidad usada para calcularla normalmente es la monetaria:

Productividad Global (PG) = Producción obtenida / Factores utilizados

En cuanto a la producción obtenida, normalmente se utilizan los kilos vendidos de un producto. Respecto a los factores utilizados, se suelen incluir recursos como los costes de los trabajadores implicados y del material invertido.

Una buena manera de llevar controlados los recursos que usamos en nuestra empresa es mediante los centros de coste de los que hablamos en su día en este artículo. Además, utilizando los centros de coste podremos calcular productividades más segmentadas, como productividades departamentales o por línea de producción, por ejemplo. Pero de estas productividades ya hablaremos en otro artículo.

Después, claro está, cuantos más factores contabilicemos, más fiel a la realidad será el resultado.

Un ejemplo práctico para calcular la productividad global

Imaginemos que tenemos una central hortofrutícola que procesa 3.000 kg de mandarinas al día, y que este producto se vende a 2,9 € la unidad. Tiene a 15 personas contratadas a jornada completa que cobran 10 € la hora y necesita 12.000 kilos de materia prima con un coste de 0,25 € el kilo.

Como veremos, la producción obtenida es de 8.700 (3.000 x 2,9) y los factores utilizados son los trabajadores y la materia prima utilizado (no contemplaremos por simplificar el material auxiliar), que en este caso calcularemos con valor monetario. En el caso del personal contratado, hablaremos de 1.200 € de sueldo al día (15x [10×8€]); y en el caso de la materia prima hablaremos de 3.000 € (12.000 x 0,25):

PG = 8700 / 1200 + 3000

En total hablamos de un índice de productividad de 3 puntos que, al ser superior a 1, es positivo.

Conclusiones

La productividad global es un cálculo sencillo y que ayuda a las empresas agroalimentarias a saber si están haciendo un buen uso de sus recursos y si están enfocando de forma correcta su negocio.

En próximos artículos del blog continuaremos hablando sobre otros tipos de productividad, así como de diferentes métodos para medir este proceso.

Si estás pensando en sacar el máximo partido a tu almacén o central hortofrutícola con un estudio de la productividad, nosotros podemos ayudarte con nuestras herramientas informáticas. Pregúntanos sin compromiso.

Menú