fbpx

La productividad de tus empleados: claves para enfocarla y cómo calcularla

La productividad de los empleados representa un papel muy importante en las ganancias de una empresa. Por eso, en este artículo repasaremos algunos aspectos importantes de este tipo de productividad y aprenderemos a calcularla de forma sencilla.

El mayor error: abaratar costes de personal

La máxima de toda organización es generar más ingresos con menos recursos. Sin embargo, esta premisa se suele asociar con el abaratamiento de los costes para mejorar la productividad y, con ello, obtener más beneficios.

Pero si abaratamos los costes laborales (y generales) de la empresa, lo más probable es que la calidad de nuestros servicios o productos se resienta. Y con ello, correremos el riesgo de que nuestra productividad baje. ¿Paradójico, verdad?

Por eso lo más recomendable es invertir nuestros recursos de la manera más eficiente. Una buena manera de comenzar es optimizando el equipo humano, nuestros empleados. Busquemos sus motivaciones como punto de partida. ¡Un equipo humano motivado es imparable! Para que nos hagamos una idea, existen grandes empresas que contratan a personas para que se dediquen única y exclusivamente a motivar al resto de empleados. ¿Por algo será, no?

Aunque a veces no nos demos cuenta, tenemos al alcance recursos sencillos y efectivos para motivar a nuestros trabajadores. Por ejemplo, podemos invertir en la mejora de su formación, de las instalaciones o de las herramientas de trabajo; podemos aplicar medidas de conciliación familiar; o podemos realizar periódicamente actividades de team building, entre otras.

Calcular la productividad en empleados

De forma paralela al enfoque de nuestros recursos, es interesante que calculemos periódicamente la productividad de los empleados. Primero, porque es una buena forma de medir y controlar el desempeño de los trabajadores, de los equipos e incluso de los departamentos. Segundo, porque tiene un gran impacto en las ganancias de la empresa.

Al igual que en el artículo de la semana pasada vimos un modo sencillo de calcular la productividad global en centrales hortofrutícolas, hoy os compartimos una ecuación simple para calcular la productividad de los empleados:

Producción laboral = producción total / horas totales de trabajo

La producción total consiste normalmente en la generación de bienes que ha obtenido nuestra empresa y se mide con valores monetarios. Así, por ejemplo, si este año hemos obtenido 2 100 000 de euros de nuestra producción o ventas  invirtiendo 2000 horas de trabajo total, nuestra producción laboral es de 1050 € por día trabajado (2 100 000 / 2000).

También podemos calcular la productividad individual de los empleados entonces podemos usar esta fórmula:

Producción laboral: producción total / cantidad de empleados

En este caso, si son 10 trabajadores los que tenemos en plantilla, la productividad de los empleados es de 210 000 € por año (2 100 000 / 10) y de 105€ por día trabajado (1050 € / 10).

Conclusiones

La productividad de los empleados es una de las que más afecta a los resultados de una empresa. No obstante, los empresarios suelen enfocar sus recursos de una forma equivocada: abaratando los costes. Pero con políticas de motivación para los trabajadores (como la mejora de la formación) y un control periódico de la productividad laboral estaremos mejor encaminados a sacar el máximo rendimiento de nuestro almacén hortofrutícola.

En el artículo de la próxima semana continuaremos hablando sobre otros indicadores de la productividad que nos pueden ayudar a mejorar la rentabilidad de nuestro negocio.

Si estás pensando en llevar un control de la productividad de tus empleados, nosotros podemos ayudarte con nuestras herramientas informáticas. Consúltanos.

Menú