fbpx
sistema-rfid-agroalimentrio

La tecnología RFID: un éxito para la trazabilidad de tu central agroalimentaria

La RFID (Radio Frequency Identification) es una tecnología empleada en los sistemas de trazabilidad agroalimentaria. Aquí te explicamos en qué consiste y las ventajas de usarla.

Cómo funciona la tecnología RFID 

La tecnología RFID o de identificación por radiofrecuencia es un sistema de emisión de señales y lectura de estas a través de elementos como antenas receptoras y etiquetas (tags) para el control automático de los datos ligados a un producto.

A diferencia de otros sistemas de lectura más tradicionales, la tecnología RFID es una forma de registro de información a distancia y totalmente pasiva:

Funciona a través de un chip que se incorpora en el momento que se realiza un volcado de fruta o verdura en las líneas de producción (precalibrado, limpieza, calibrado…). Este chip, que va dentro de los tags o tarjetas, proporciona una serie de datos a través de lectores fijos que recogen la información y la transmiten a nuestra base de datos, donde queda registrada.

Ventajas de usar los chips RFID

Sin duda, el uso de la tecnología RFID aportará un valor añadido a la gestión de nuestro almacén de fruta y verdura. Aquí os enumeramos algunas de las numerosas ventajas:

  • Los chips usados en la tecnología RFID nos permitirán realizar lecturas masivas de forma exhaustiva en poco tiempo y de una manera automática. Con la ayuda de los tags, conoceremos dónde ha estado el género, cuánto tiempo ha pasado en la cámara frigorífica y cuándo ha entrado en línea.
  • Se trata de un sistema más fiable y económico que el código de barras pues reduce la intervención de las personas. 
  • Las lecturas se pueden realizar a cierta distancia y traspasando materiales como el cartón, la madera o el plástico, que son los más usados en los envases utilizados por las centrales agroalimentarias.
  • El sistema RFID admite la integración de sensores que nos permitirán identificar si los tags han sido manipulados o alterados por el entorno. 
  • Por último, con esta tecnología dispondremos de un soporte documental en el caso de sufrir incidencias alimentarias.

Doble seguridad: sistema de marcaje con láser

marcaje laser fruta

Aunque es poco frecuente, en ocasiones podemos encontrarnos con problemas de lectura del tag RFID. Por este motivo, es importante asegurarnos de que las cajas o embalajes incorporen un sistema alternativo de marcaje, como un código de barras o un sistema con números personalizados. Entre los diferentes sistemas, el más recomendable es el sistema de marcaje láser, ya que es imposible que se borre o manipule. 

Nuestra solución RFID para centrales de fruta

En OAX lo tenemos todo preparado para implantar la tecnología RFID junto con nuestro software de trazabilidad Frutex Erp. Con Frutex podrás controlar todo tu género desde su entrada en el almacén hasta su paletización y salida. Con un solo clic, podrás conocer la situación real de tu stock y separar los diferentes tipos de existencias: en bruto, semielaborados y elaborados.

Además, podrás utilizar la información de los RFID para valorar la productividad de cada empleado en tu almacén: cuántas cajas ha completado al día, qué zonas del almacén ha frecuentado, entre otros muchos datos. 

Conclusiones

La tecnología RFID es uno de los sistemas más interesantes y fiables para llevar la trazabilidad de tus productos de forma rápida, exitosa y controlada.

Si quieres instalar la tecnología RFID en tu central agroalimentaria, nosotros podemos ayudarte a implantarla con nuestras soluciones informáticas. Escríbenos sin compromiso.

Imágenes extraídas de Freepik.

Menú