fbpx

Cómo superar una transformación digital en tu almacén de fruta

La transformación digital es una iniciativa estratégica que representa un desafío para cualquier empresa del sector hortofrutícola. Pero si la afrontamos siguiendo unas pautas específicas, no solo nos ayudará a ser más eficientes, sino que nos aportará un plus de cara a la competencia. 

Los puntos a tener en cuenta

El proceso de transformación digital es diferente para cada empresa agroalimentaria según características y objetivos, si bien existen varios factores comunes que debemos conocer antes de afrontar un reto como este:

  1. Tener claros los objetivos. Es de vital importancia conocer nuestras ventajas y debilidades competitivas, y un buen modo de saberlo es revisando (o creando, en caso de no tener ninguno) un plan de negocio.  Porque sabiendo cuáles son nuestros objetivos podremos contar con ayuda externa (como la de consultores especializados) para abordar con plenas garantías el proceso de transformación de nuestra empresa.
  2. Una transformación para toda la organización. El proceso de digitalización engloba a toda la empresa. Esto significa que  la transformación es más  laboriosa y lenta de lo que pensamos en un principio. ¿Solución? Abordarla poco a poco y por áreas concretas sin perder de vista las líneas generales.
  3. Alto coste. Suelen ser proyectos con un alto coste económico debido a la inversión en nuevas tecnologías y consultoría, además de que habrá otros gastos a tener en cuenta como son los de formación de los equipos humanos. Sin embargo, si prevemos todos los costes con antelación, evitaremos sorpresas y podremos calcular un presupuesto más ajustado de lo que nos costará en su totalidad.

Requisitos para afrontar un cambio digital

  1. Visión global. La transformación digital es una estrategia basada en el cambio tecnológico, si bien debemos tener claro que no es la única involucrada. Como ya hemos indicado anteriormente, todas las áreas de la organización estarán afectadas por la transformación: estrategias, relación con proveedores y clientes, gestión administrativa, nuevos servicios a ofrecer, comunicación, etc.
  2. Implicación. Dejamos para el final el que quizá sea el más importante de los puntos a tener en cuenta. Es normal que entre todos los empleados de una empresas nos encontremos con diferentes perfiles de aversión al cambio, incluso en los equipos directivos. Pero es de vital importancia gestionar e implicar a los perfiles más contrarios a la transformación. Como consejo, destacamos dos pilares fundamentales: la información y la formación.
    • La información. Es muy aconsejable que los trabajadores estén informados desde el comienzo y que sean partícipes del proceso. Compartir con ellos las ideas que tenemos en mente y pedirles su opinión al respecto creará un ambiente de confianza que facilitará el proceso de cambio. También adoptarán el nuevo proyecto como propio y como un reto que afrontar de forma positiva.
    • La formación. La mayor resistencia al cambio la encontraremos en la capacitación. La formación es clave para evitar problemas en el proceso de la transformación digital. Por tanto, lo más recomendable es organizar acciones formativas continuas dirigidas a la capacitación y reciclaje de nuestros equipos.

La recompensa de invertir en la transformación digital

Quizás a la hora de plantearnos un proyecto de esta índole nos echemos atrás tras ver los costes iniciales. Pero seamos conscientes de que toda empresa agroalimentaria debe acometer en mayor o menor medida un proyecto de transformación digital, pues la competencia no se quedará de brazos cruzados.

La mala noticia es que quedarse fuera de la digitalización puede ser demoledor para el futuro de la organización. La buena noticia es que podremos abordar proyectos de transformación digital de diferente envergadura y escoger finalmente el proyecto que más se adapte a nuestro presupuesto.

Por tanto, aunque suponga unos altos costes iniciales para nuestro almacén, realizar un buen diseño e implantación de la estrategia de digitalización se verá reflejado con total seguridad en los resultados: el incremento de las ventas, el aprovechamiento de economías de escala o la optimización de procesos son aspectos que nos ayudarán a recuperar rápidamente la inversión realizada.

Si estás pensando iniciar una transformación digital a través de soluciones informáticas para tu almacén de fruta , escríbenos sin compromiso.

keyboard_arrow_up