fbpx

Diez razones para un software as a Service

Definición de SaaS

SaaS proviene del acrónimo inglés Software as a Service (Software como Servicio) y la característica fundamental que lo define es que los usuarios de las aplicaciones de software SaaS no pagan licencias para instalarlo en sus ordenadores. En lugar de ello, pagan una cuota mensual para disponer de la licencia de la aplicación y de todos los servicios de los que disfrutan las grandes compañías sin necesidad de grandes inversiones: copias de respaldo, asistencia técnica, gestores de documentación multi-usuario y acceso al sistema en movilidad, entre otros muchos servicios.

Ventajas de uso de esta modalidad

Son muchos los aspectos a destacar en el nuevo modelo de negocio que poco a poco el sector del software empresarial está implantando debido a la propia evolución de la tecnología y el mercado. Aquí van algunas de las ventajas más señaladas:

  1. Escalable. este tipo de aplicaciones se diseñan para ir en consonancia con el ritmo de crecimiento de la empresa.
  2. Basado en el consumo. El pago por uso es un fiel reflejo de esta realidad. Se paga solo lo que se usa. Ni más ni menos.
  3. Orientado a resultados. El ROI, tan necesario para justificar las inversiones, es más sencillo de determinar desde este modelo puesto que el coste de alquiler se considera un gasto fijo mensual y no de inversión.
  4. Enfocado a la estandarización. Las tecnologías cada vez tienen menos enemigos y más compañeros de negocios. Los fabricantes y vendedores de SaaS están preparados para ofrecer soluciones ajustables a otras.
  5. Capacitado de innovación. Este modelo permite cambiar de una solución a otra o acoplar nuevas herramientas para mejorar.
  6. Futuro protegido. Este tipo de servicios permiten disponer a la empresa de un software preparado para lo que esté por llegar, por lo que nunca se quedará anticuado.
  7. Ofrece una fórmula de costo eficiente. De esta forma las empresas eliminan la necesidad de invertir altas sumas de dinero en la compra de licencias de software.
  8. Necesidad de inversión solo al principio. En el modelo tradicional, el cliente adquiere una licencia perpetua y asume la responsabilidad de manejar el software. En este caso hay un costo inicial más alto asociado a la compra de la licencia pero, una vez asumido, el coste del mantenimiento es mucho más llevadero.
  9. Menor responsabilidad. El compromiso de la empresa para con la adquisición del programa se reducirá a la puesta en marcha y al mantenimiento posterior correspondiente.
  10. Technology Victim. Las costosas aplicaciones de software se convierten rápidamente en obsoletas. El uso y disfrute de las aplicaciones con una menor inversión a través del método SaaS facilita la renovación constante de las tecnologías.

Conclusiones

Las empresas tecnológicas somos conscientes de la importancia (cada vez mayor) de este modelo de servicio para las empresas que implantan un nuevo software. Por ello, en OAX también ofrecemos en todo el catálogo de softwares la modalidad “pago por uso” o SaaS. Para más info, preguntanos sin compromiso.

Menú