Cada día más empresas agroalimentarias creen que la digitalización es una gran inversión para mejorar la rentabilidad

Nuevas tecnologías digitales dirigidas al sector agroalimentario

Las empresas agroalimentarias ya se han decidido por la transformación digital. Sin embargo, aún les queda un largo camino que recorrer. Las tendencias hacia la sostenibilidad han sido las que han obligado a las organizaciones a automatizar todo lo posible para ser más eficientes energéticamente y más rentables.
Las tecnologías digitales juegan un papel fundamental en el desarrollo agrícola y las cadenas alimentarias. De hecho, la “revolución agrícola digital” durante el próximo decenio ayudará a conseguir que la producción de alimentos satisfaga las necesidades de la población del planeta en el futuro.
A continuación, vamos a conocer las nuevas tecnologías digitales dirigidas al sector agroalimentario y sus características. ¡Sigue leyendo!

Características de las nuevas tecnologías digitales para el sector agroalimentario

Las tecnologías digitales son muy útiles en los distintos niveles de los sistemas agroalimentarios. Algunos niveles realizan su actividad de forma directa, mientras que otros ya pueden hacerlo a través de innovaciones, que se han convertido en necesarias para la agricultura.
El Big Data, la robótica, el IoT y el blockchain, entre otras, representan una gran oportunidad para aprovechar y acelerar la transformación digital del sector agroalimentario. Además, son más sostenibles y cumplen los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas para el año 2030.
Las nuevas tecnologías digitales para el sector agrícola cuentan con características específicas y tienen como objetivo facilitar la actividad. ¡Vamos a ver cuáles son!

Big Data

El Big Data es uno de los grandes aliados del sector agroalimentario y se ha convertido en uno de los elementos que puede impulsar su crecimiento. Ofrece grandes oportunidades para conocer el comportamiento y las demandas del consumidor final de los productos agrícolas.
De esta manera, la aplicación de este instrumento digital consigue impulsar la productividad y crear valor a cualquier negocio.
Además, la implementación de herramientas como el Big Data permite hacer una comparación detallada y completa de los datos recibidos e, incluso, puede llevar a cabo un monitoreo en tiempo real y tener información de mucho valor, como es el caso de los datos predictivos. Con ellos, las empresas pueden tomar decisiones de gestión y rendimiento de forma anticipada.

IoT: Internet de las cosas

La utilización del Internet de las Cosas (IoT) en el sector agroalimentario contribuye a optimizar el proceso del cultivo de la tierra en todas sus áreas. Está basado en la creación de una red de sensores que se comunican entre ellos. Cuenta con un sistema centralizado que, además, aporta un continuo flujo de información que será muy útil en la toma de decisiones en la gestión empresarial.
Los sensores de IoT se pueden utilizar en diferentes lugares de la empresa agroalimentaria. De hecho, lo más común es que sean distribuidos en un cultivo, en una planta de producción y en los medios de transporte, entre otros espacios.
La elección de unos u otros va a depender de los ítems que se decidan medir: la temperatura, la posición geográfica o la humedad.

Machine Learning y Deep Learning

El Machine Learning y Deep Learning son herramientas para el tratamiento de la gran cantidad de datos que se han obtenido en el Big Data y necesitan un análisis. En este aspecto, su función principal es extraer el valor que contienen para mejorar la producción, así como la eficacia y rentabilidad de la empresa.
Para entender un poco mejor su funcionamiento, por un lado, el Machine Learning utiliza algoritmos que permiten predecir resultados futuros, de acuerdo a datos históricos. Estos datos los recibe el sistema en tiempo real. Es un procedimiento inteligente que se reajusta mientras más datos obtiene. ¡Va aprendiendo automáticamente!
Por otro lado, el Deep Learning hace uso de redes neuronales. Estas contienen una serie de nodos colocados en capas, y cada uno de ellos tienen unas funciones específicas que toman la decisión de qué acción realizar para el dato que está recibiendo.

Visión por computador

La visión por computador es un sistema de inteligencia artificial basado, comúnmente, en algoritmos de Deep Learning. Sin embargo, en esta ocasión, se extrae la información a través de imágenes.
Así, esta tecnología puede aprender de imágenes previamente etiquetadas y realizar un aprendizaje supervisado. No obstante, también puede llevar a cabo un aprendizaje no supervisado donde las imágenes no tienen ningún tipo de etiqueta o clasificación.
Aunque podemos pensar que esta tecnología aplicada en el sector agroalimentario necesitaría de cámaras avanzadas, la realidad es que no es así. Las cámaras convencionales pueden servir para su implementación.

Cloud Computing

Una de las principales tendencias tecnológicas que se observan en el sector agroalimentario es el Cloud Computing o computación en la nube. Consiste en una red de data centers y su adopción en el área se caracteriza por la implementación de nuevas técnicas de explotación agrícola, que están basadas en el acceso a tiempo real de datos registrados por sensores.
El Cloud Computing, además, se utiliza para implementar sistemas que permitan el cumplimiento de las diversas normativas de seguridad alimentaria. En este sentido, puede garantizar la calidad y trazabilidad de los productos en el proceso de elaboración.
De hecho, esta tecnología permite a pequeñas y medianas empresas optimizar sus procesos de negocios gracias a soluciones de gestión integral en la nube.

Blockchain

La implementación de la tecnología blockchain en el sector agroalimentario tiene muchas ventajas. Entre ellas, destacamos las siguientes: elevar su competitividad, disminuir los costes, facilitar la trazabilidad de los productos y reducir procesos de transacción. Todas ellas dan lugar a una mejora generalizada del mercado agroalimentario.
La tecnología blockchain, también conocida como cadena de bloques, es una base de datos distribuida. En ella se registran transacciones y esta información se almacena en múltiples terminales conectados a través de internet. Las posibilidades que ofrece al sector agroalimentario son enormes.
Su principal ventaja es que facilita el intercambio de datos entre los actores de una cadena de valor agroalimentario y el cultivo, recolección, producción, distribución, comercialización y consumo.

Únete la digitalización y optimiza tu trabajo en el campo

En OAX te ofrecemos la posibilidad de digitalizar tu trabajo en el campo y hacemos más fácil tu día a día. ¡Somos la solución tecnológica que te ayuda a optimizar la producción, reducir costes y mejorar la satisfacción del cliente!
Contamos con soluciones informáticas para almacenes mayoristas, mercados de fruta y verdura, centrales y cooperativas hortofrutícolas, comercializadoras con actividad Trader/Broker de fruta y verdura, y softwares de explotación y cuaderno de campo agrícola. ¿Necesitas una solución ajustada a tus necesidades? ¡Consúltanos!

Salir de la versión móvil